Las habilidades y técnicas comunicativas son fundamentales para las personas que ejercen cualquier labor política, ya sea en el desempeño del ejercicio de un cargo público o de cargos orgánicos de los diferentes partidos políticos. Dominar esas habilidades y competencias, y comunicarse de forma eficaz, es imprescindible en cualquier ámbito: local, provincial, autonómico y nacional.

No solo se trata de aprender a comunicar bien para ‘ganar votos’ en unas elecciones sino para comunicar, por ejemplo, los proyectos que una administración como un Ayuntamiento quiere llevar a cabo y, lo que es más importante, el ‘porqué’ se tienen que llevar a cabo; el saber transmitir por qué un gobierno ha tomado una decisión y no otra que le pide la oposición, justificar la acción de gobierno. En definitiva, comunicar mejor qué hacemos y por qué lo hacemos para volver a conectar con los ciudadanos y recuperar su confianza.

¿Qué ofrecemos?

Lograr esos objetivos a través de la formación, previo estudio y análisis de la situación para adaptar nuestros servicios a sus necesidades, de un candidato, de un alcalde, de un concejal, de toda la lista electoral; formación y asesoramiento de cargos públicos y orgánicos, labor de gabinete de comunicación, redacción y ayuda en la ejecución de discursos, etc. El primer paso para mejorar nuestra capacidad de comunicación es conocernos a nosotros mismos, tomar conciencia de nuestras fortalezas y debilidades en el arte de hablar con elocuencia.

1. Evaluación y análisis

2. Aprendizaje

3. Práctica

4. Seguimiento

1. Evaluación y análisis
2. Aprendizaje
3. Práctica
4. Seguimiento
1. Evaluación y análisis

Antes de comenzar, realizamos un análisis para evaluar el nivel, conocimiento y necesidades de quienes participan en la formación o asesoramiento. No hay dos personas u organizaciones iguales, por ello no realizamos un copia y pega y ofrecemos lo mismo a todos nuestros clientes. 

2. Aprendizaje

Tras conocer las necesidades concretas, se transmite el conocimiento necesario para que los participantes conozcan cómo tienen que actuar, como tienen que construir y enfocar sus mensajes y adaptarlos a la situación, contexto y audiencia, etc., y pasen desde la fase de incompetencia inconsciente a la de competencia inconsciente. Es decir, de la fase de no saber qué se hace mal porque no se sabe cómo se tiene que hacer, a hacerlo bien de forma inconsciente, de dominarlo de tal forma que ya se realice de forma automática.

3. Práctica

Una vez atendidos a los conocimientos teóricos del taller, es el turno de poner en práctica lo aprendido. Ponernos frente a situaciones reales es, sin duda, la mejor manera para resolver todos los casos que se nos presenten. Porque aprender con la práctica siempre ha sido un método tradicional que ha tenido mucho éxito.

4. Seguimiento

Una vez finalizada la formación o asesoramiento, realizamos un seguimiento individualizado de los participantes, de manera que puedan preparar futuras exposiciones, resolver cuestiones y, de esta manera, estar preparados para abordar cualquier proceso comunicativo que tengan que realizar en un futuro.

Evaluación inicial y plan de formación personal realizada para cada persona

Conozca las técnicas para realizar una comunicación eficaz y ser más persuasivo

Domine y controle el miedo a hablar en público gracias a los dos pasos anteriores

Es preciso reconocer y trabajar en cada uno de los elementos que intervienen en la comunicación interpersonal. Debemos estar al tanto de la importancia de la preparación del orador y hacernos preguntas y buscar respuestas sobre dónde me paro, cómo muevo las manos, cómo debo organizar mi discurso, cómo puedo controlar el miedo que me inmoviliza, etc.

¿Quieres saber más? Escríbenos, sin compromiso.